lunes, 17 de diciembre de 2012

Democracia y República sin GPS

No hay GPS en el camino de una democracia mejor, no hay una voz española que te indique de manual que sendero, ruta o autopista tomarú


Quizás eso es lo mejor, que en la idea de un país que necesita construcción de una historia democrática, la sensibilidad humana, demuestre fabilidad, así festejamos sus aciertos y no pasamos automáticamente por alto sus errores, costumbre de vivir en constante delegación de la responsabilidad propia.

En ese devenir se construyen grupos políticos de distinto alcance, que según su GPS necesitan cerrar con tal o cual corporación, declaradamente o como casi siempre no.

La construcción de nuestra historia democrática requiere sin dudas menor determinismo en cuanto a la razón del acierto en la clase dirigente, y mayor husmeo, involucramiento en lo ciudadanos todos para construir la República, el 8N que parece que pase en otra época, fue hace dos meses, y por primera vez los ciudadanos demostraron que se puede manifestar por ideas rectoras que involucren derechos y no sean documentales de history channell, de Martin Luther King en celuloide blanco y negro.

Los sordos, los que fingen no escuchar, los mancos mentales, los que fingen otra lectura toman nota en códigos estenográficos de como retrotraer a su conveniencia el reclamo popular, que para los otros que aprovechadores de cualquier estrella fugaz les parece una palabra en desuso.

Por ello lo sano de la democracia es que no marche en piloto automático siguiendo una ruta de manual, Orwell nos enseño lo grave de esto. La Ficción y la Realidad pueden estar muy cerca, pero los comprometidos y los que deben comprometerse tienen que luchar para que sean eso, ficción y realidad. Sino nuestra Vida no tiene sentido.

El GPS a las máquinas, que sus errores son mortales y a los mortales sus errores que de ellos se aprenden.

Alejandro Caracciolo
Dirigente Comuna 7 C.A.B.A:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada