lunes, 15 de noviembre de 2010

RECORDANDO A CARLOS T. GATTINONI

Leyendo la Agenda de Ecupres, la Agencia de Noticias Prensa Ecuménica, que recibo diariamente con otras informaciones de interés, remitida por mi querido amigo, el obispo metodista Aníbal Sicardi, tomo conocimiento que el 13 de noviembre, mañana al momento de escribir esta nota, se impondrá el nombre de Obispo Carlos T Gattinoni a la plaza que se encuentra en la intersección de las calles E. Madero y R. Lista, en Ramos Mejía, Provincia de Buenos Aires, así como que, desde las 14 a las 18, se presentará una muestra sobre Derechos Humanos en la Iglesia Metodista de Ramos Mejía, ubicada frente a dicha Plaza.
Este justo homenaje a quien dedicó tanto tiempo y esfuerzos a la Defensa de los Derechos Humanos en los oscuros años de la dictadura, trajo a mi memoria el recuerdo de Carlos T. Gattinoni a quien conocí en esas luchas en la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, junto a otros representantes de otros cultos como el obispo Federico Pagura y el obispo José Miguez Bonino, todos metodistas.

Gattinoni, con sus cabellos muy blancos y unos anteojos que dejaban ver unos ojos sonrientes, era valiente, afectuoso, cordial y simpático. Lo recuerdo en una tribuna levantada en el salón de una institución de la calle Junín, en el Barrio de la Recoleta, en la que hablamos sobre el tema de los Derechos Humanos, Gattinoni, Miguez Bonino y yo. No había mucha gente. Eran tiempos difíciles. Pero el acto resultó cálido y receptivo.

Finalizado el acto y aún sentados tras la Mesa de Exposiciones, comenté:a Gattinoni mi pena por que había habido poca gente y, sonriente, me contó que hacía poco había ido a hablar en un acto en el interior, no recuerdo la localidad, y que poco antes de comenzar se había largado una lluvia torrencial que había inundado las calles e impedido a las personas acercarse al local. Sólo había un señor mayor en la platea y ante la sugerencia de los organizadores de posponer el acto, Gattinoni se opuso y dijo que disertaría para ese único oyente.

Como para tranquilizarme, Gattinoni siguió contándome: cuando terminé de hablar bajé a saludar a esa única persona que había permanecido atenta escuchando mis palabras y le agradecí su presencia en un día tan lluvioso. Continuó Gattinoni: el señor me agradeció, a su vez, diciéndome que mi charla había estado muy interesante , a lo que agregó “lástima que me perdí algunas partes porque soy un poco sordo”.

Terminado este relato que lo tuvo por protagonista, Gattinoni lo remató con una sonora carcajada. Me pareció que esta anécdota ilustra muy bien la personalidad de D. Carlos y me sentí obligado a compartirla y agradecer el haberlo conocido.

Nota: Por Víctor O. García Costa
El tiempo es hoy Cadena ECO AM 1220
Lunes de 16 a 17 Hs
http://www.ecoya.com.ar ( El diario de la Radio )
www.cadenaeco.com.ar
eltiempoeshoy@live.com.ar
www.eltiempo-eshoy.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada