lunes, 4 de octubre de 2010

Fortalecimiento ciudadano y comunas. Por Paola Podrecca


29.09.10 Es sabido que desde el año 2005 contamos en nuestra ciudad con una ley de Comunas, la que entraría a ser operativa en el año 2011. A través de ella gozaremos de una herramienta fundamental de participación ciudadana. Dicha norma vino a reglamentar lo que ya ordenaba la Carta Magna de la Ciudad Autónoma de Bs. As. La Constitución porteña brinda el marco legal a nuestra ciudad y establece las pautas de ordenamiento del territorio, petrificando en su parte dogmática y orgánica todo el entramado que da origen a la organización de la Ciudad a la que constituye como Autónoma; además ordena la creación de unidades territoriales descentralizadas, cuya delimitación debería garantizar el equilibrio demográfico considerando los aspectos urbanísticos, económicos, sociales y culturales de cada barrio.


Ciudad de Buenos Aires
Fortalecimiento ciudadano y comunas. Por Paola Podrecca
29.09.10 Es sabido que desde el año 2005 contamos en nuestra ciudad con una ley de Comunas, la que entraría a ser operativa en el año 2011. A través de ella gozaremos de una herramienta fundamental de participación ciudadana. Dicha norma vino a reglamentar lo que ya ordenaba la Carta Magna de la Ciudad Autónoma de Bs. As. La Constitución porteña brinda el marco legal a nuestra ciudad y establece las pautas de ordenamiento del territorio, petrificando en su parte dogmática y orgánica todo el entramado que da origen a la organización de la Ciudad a la que constituye como Autónoma; además ordena la creación de unidades territoriales descentralizadas, cuya delimitación debería garantizar el equilibrio demográfico considerando los aspectos urbanísticos, económicos, sociales y culturales de cada barrio.

Este plexo normativo (Constitución y Ley de Comunas) deberá ser enérgicamente utilizado en pos de una democracia y una gobernabilidad más sólidas, y que día a día dé sus frutos a la ciudadanía en su conjunto, desde el sector mas simple al mas complejo, del mas pequeño al mas grande.El fortalecimiento de estas herramientas, permitirá un mejor desenvolvimiento en la vida cotidiana de todos, en el corto, mediano y largo plazo. El proceso dinámico que seguramente generará deberá ser constante y sostenible, lo que requerirá un mayor involucramiento y asunción de compromisos, teniendo en vista que deberemos obrar con poder, saber y querer.Poder conlleva la facultad o potencia de hacer algo.Saber implica conocer, adentrarnos en lo que hacemos, conocer otros escenarios y preveer lo que genere nuestra conducta.Querer lleva en sí nuestra voluntad y decisión de obrar, o de no hacerlo.En resumen: deberemos asumir un mayor grado de cooperación e interacción con el Estado. Porque si bien es éste último el que regula y ordena la vida de todos, nosotros también debemos aportar nuestro granito de arena, generando así un feedback enriquecedor que redunde en una mejora de la calidad de vida de toda la ciudadanía.

Gentileza Mirador Nacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada